La cuarta salió dormida y lo pagó muy caro

Alumni golpeó de entrada y al minuto de juego se puso en ventaja tras un peligroso

centro cruzado que generó un fallido rechazo y derivó en el fondo de la red tallerista.

Talleres respondió rápido cuando Tomás Dorrego estrelló un cabezazo en el travesaño

que casi se transforma en el empate.

Con el volante central de Talleres fuera del campo para recibir atención médica luego

de recibir el impacto de un proyectil proveniente desde el campo de juego, el local

logró aumentar su ventaja a diez minutos del inicio. Por si fuera poco este comienzo

de partido para los de verde, Patricio Spalletti, que estaba realizando una buena labor,

debió salir lesionado en su rodilla derecha.

La locomotora reaccionó sobre el cierre de la primera etapa por el empuje de su

delantero central “Gabi”, acompañado por Tomás Dorrego y Lisandro, que con

esfuerzo buscaron presionar la salida de fondo de los albirrojos. Mientras Talleres

buscaba el empate, Alumni aprovechó un contragolpe y decretó el 3 a 0 en la última

del primer tiempo.

En el primer cuarto de hora del complemento los locales se quedaron con un hombre.

“Nico” se reivindicó del despeje que terminó en su propia valla y metió un centro

exquisito que el arquero no pudo embolsar para dejar un rebote corto que Tomás

Dorrego recibió en el borde del área chica. La figura del verde la paró de pecho con

frialdad y el efecto del balón fue tal que se elevó para ser impactada nuevamente por

Dorrego pero esta vez con la cabeza y al tiempo que la bola pasaba la línea de gol, un

defensor que buscaba despejar imprudentemente golpeó en el rostro al hombre de

Talleres que debió ser atendido luego de poner el 3 a 1.

Con los vagoneros jugados en ataque en busca de un nuevo descuento que los

acerque al empate, los locales supieron aprovechar y se quedaron con un abultado

triunfo de 5 a 1. La división más chica del bloque de mayores de Talleres podría haber

obtenido un mejor resultado pero la suerte le jugó en contra en los primeros minutos

del cotejo y su rival supo aprovecharlo.