Ya partió el cabezazo de Mati Romero que decretaría el 2-0 parcial

Goles de todos los colores

Con una gran actuación de Matías Romero, Talleres superó por 3 a 1 a Asociación Iris como visitante y se ilusiona, a tres fechas del final del Apertura. 

El partido empezó con Iris yendo a buscar el resultado y errando una clara ocasión de gol en el minuto dos del encuentro, cosa que llevó tranquilidad al banco de “Chirola” Bressa. Bastante disputado en el mediocampo y con un par de ocasiones por lado pero que no se lograron convertir, el partido entraba en la mitad del primer tiempo y parecía que iba camino al empate hasta que un pase del jugador del partido para nuestro número 9 lo dejaba mano a mano, y Luciano Díaz no perdonaría: zurdazo al palo izquierdo del arquero y a cobrar.

Ya con la tranquilidad del resultado Talleres se dedicó a hacer lo que mejor le sale: jugar en equipo. Pero Iris no se lo haría tan fácil, con mucho juego fuerte y en una cancha complicada el partido empezó a picarse y fueron varias las tarjetas repartidas. El segundo gol llegó por vía área: un córner desde la izquierda que partió de los pies de Maxi Bosc directamente a la cabeza de Mati Romero que fusiló al arquero rival. Un gran primer tiempo de Talleres que seguiría intentando pero se iría al descanso sólo con diferencia de dos.DSC_8715

La segunda parte fue trabada y jugada casi todo el tiempo por el aire. Iris salió desesperado a buscar el descuento y Talleres esperaba expectante para salir de contra. Cerca de los 20 minutos del complemento contamos la primera atajada que haría entrar en calor a Mati Trussi. El equipo reaccionó yendo a buscar con todo liquidar el resultado hasta que en una contra llegó el gol de la fecha: Marcos Giles, que había ingresado por Luciano Diaz 5 minutos antes, se encontraría frente al arco con la pelota picando y el arquero rival saliendo… De antología. Para el cuadrito. Impresionante. 3 a 0 y partido liquidado, pero habría más.

Iris fue, desordenado pero fue y en ese desorden Talleres aprovechó todas sus armas para intentar lastimar un poco más. Contragolpes sobraron, algunos que, por cosas de la suerte, fueron haciendo más grande al arquero y dándole confianza al local de que podía descontar. A cinco minutos del final Iris avisó con un remate que Matías salvaría de ser el primer gol de la tarde para los locales, aunque un minuto más tarde y en una salida errónea no pudo hacer nada y terminó llegando el 1 – 3.

El equipo se ilusiona con cerrar un gran torneo apertura cuando quedan tres fechas para el final y estamos a sólo 4 puntos de la cima. El próximo partido recibiremos a Independiente Abasto con la convicción de trepar aún más en la tabla.

¡¡VAMOS TALLERES!!