Leonardi: “Se consiguió pelear un ascenso con la gente del club, estamos encaminados”

En el segundo tramo de su relato, el ex compañero de Bressa contó lo difícil que fue gestar un equipo de primera división desde cero. También se encargó de mencionar y agradecer a todas las personas de la institución que le dejaron un recuerdo en su vida.


¿Qué te llevás del proyecto de primera, de haber trabajado con Chirola Bressa y empezado una primera división desde cero?

Del proyecto de primera me llevo las bases que se pusieron, que están fijas y firmes. Mi agradecimiento es todo para Néstor García, que confió y nos apoyó. Hay que tener memoria: mientras poníamos las bases, se perdieron nueve partidos seguidos. Muchos jóvenes, chicos nuevos y un grupo espectacular que nunca bajó los brazos ni dejó de entrenar, a pesar de terminar los partidos humillados cada fin de semana.

Me voy sabiendo que puse mi granito de arena para que Talleres empiece a jugar en primera. Estoy seguro que, si las cosas siguen por este camino, en el 2017 se sube de categoría. Es el tiempo de justo de los tres años que se habían hablado. Yo por un problema personal me tuve que bajar del cuerpo técnico de primera, pero conocí una persona bárbara como Chirola. A veces es difícil ponerse de acuerdo futbolísticamente, pero afuera de la cancha somos como hermanos y me pone muy contento que él haya crecido como técnico y se haya podido desarrollar y demostrar que está capacitado para estar al frente del equipo.

14853179_1143535232428059_3958221080821078308_o

Concentración a pleno. Partido durísimo ante Asociación Iris

Se consiguió pelear un ascenso con la gente del club, estamos encaminados. Eso es mucho mérito de la gente que bancó: Néstor García, Nelio Cechet, Tomás Caroleo, José Urquiola y la gente que está ahí más el gran trabajo que se está haciendo desde difusión. Yo me siento parte: no importa si se asciende dentro de tres años. Si hay aunque sea un jugador que yo haya dirigido, voy a sentir que es el granito de arena que puse. Me hubiese gustado terminar el año junto al grupo, pero por cuestiones de salud tuve que abandonar. Ahí tenés que estar al cien y yo realmente no lo estaba. Cuando las cosas se hacen bien y el trabajo y el rumbo están firmes, los resultados se consiguen.

Creo que hay que consolidar el equipo este año, ascender con un gran equipo en primera. Ese era el proyecto original. Si apuramos los plazos, quizás bajamos rápido y no es la idea.

¿Querés recordar algo más, contar otra anécdota o mencionar a alguien?

No. Simplemente a toda la banda de infantiles, que saben que no soy el más dulce de todos –tengo mis formas-, les agradezco la paciencia que me tuvieron durante el 2016, que fue un año duro. Más que nada por el tema familiar. Uno por ahí no está con todas las luces puestas. Hubo mucha contención de parte de los compañeros y eso es fundamental. Hemos convivido un montón de cosas y me llevo unos recuerdos espectaculares.

Pero en esto de ir acompañando a mi hijo en la vida comprendo que él tiene otros horizontes. Yo creo que necesito un merecido descanso, pero muy contento y agradecido con la gente del club. Aunque en algunas cosas no estoy de acuerdo en las formas que se proceden, no quiere decir que esté eternamente agradecido a las oportunidades y al lugar que le dieron a mi hijo en la vida; a los compañeros que conoció y a los gratos momentos. Eso no tiene precio. Necesito vacaciones de técnico, aunque no sé qué hará Fabricio, será decisión de él.

También está bárbaro que ahora la gente se pueda informar, o uno comparta cosas con los compañeros y la gente del club, que somos muchos. Muchos trabajamos en un montón de cositas, como las mamás, que este año estuvieron colaborando mucho, cerca de los técnicos y haciéndonos unos mimos. Agradecer a toda la comisión directiva y los que nos dieron una chance. Gracias por prestar el micrófono para dejar el agradecimiento que me bancó todos estos años.