Los juveniles van por más

Luego de haber entrevistado a los técnicos de todas las categorías juveniles, el saldo total del trabajo realizado es más que favorable y reconfortante. Nelio Cechet, representante de la categoría, hizo declaraciones al respecto:

“El balance fue todo un éxito, en los entrenamientos se vio la gran cantidad de chicos que iban los días de la semana, las ganas con que trabajaban todos los días martes que era el día más fuerte que tenían  con el profe Maxi Marquestaut”, señalo el entrenador.

Cechet destacó la  dedicación de los técnicos con sus respectivos grupos, los trabajos con pelota en la semana. “Todo eso se vio reflejado en cada domingo. Desde la 2004 hasta la 99 tenemos que quedar satisfechos porque en cada una se notó el progreso de como jugar en equipo y afianzarse en lo individual”, sostuvo Nelio.

En los entrenamientos se respira ganas, se puede ver el sacrificio y el compañerismo. Las sonrisas cómplices de alguna broma sin malicia. Los domingos los entrenadores comentan entre sí algunos detalles para ajustar. Existe un clima de amistad entre ellos que trasciende el fútbol, aunque está unido por él. Aunque los jugadores esperan integrar el plantel titular, hay un respeto hacia las decisiones del técnico. Si toca ir al banco se alienta y se sufre desde allí. Las arengas, en medio de abrazos, en las esquinas de las canchas de La Plata, sea de visitante o de local son significativas para salir y darlo todo por el club de sus amores. Será por todo esto que Talleres obtuvo el tercer puesto en la tabla general. Sin embargo, Nelio no se conforma y quiere más: “Tenemos que seguir creciendo tanto en lo futbolístico, como en lo humano”.