Una máquina

En una tarde gris y luego de varias semanas de inactividad, los muchachos dirigidos por Bressa y Lopez se encargaron de mantener entretenidos a quienes fueron a darle su aliento al verdiblanco. Fue un contundente 6 a 0 que ilusiona de cara a lo que resta del torneo. La próxima fecha será turno de enfrentarse a Asociación Iris.

Pasadas las 15:45 el árbitro pitó el arranque del partido jugado en cancha de Peñarol y en menos de 30 segundos llegó la apertura del marcador gracias al gol de Luciano Diaz marcando camino a lo que sería una tarde inolvidable para Talleres. De ahí en más fue todo del Tren. Con buena movilidad, circulación de la pelota y siempre buscando el arco contrario, además de una velocidad envidiable, For Ever fue borrado de la cancha. Y por si eso fuera poco, a los 33 minutos de la etapa inicial el árbitro expulsó al 11 albiazul. Dos minutos más tarde Talleres aumentó la ventaja con un golazo desde los pies de Maxi Bosc que aportaba tranquilidad y daba fuerzas para ir por más. A un minuto del final del primer tiempo, Tomás Vilaltella advirtió sus ganas de convertir con un remate que dio de lleno en el poste derecho del arquero visitante.

El segundo tiempo arrancó friccionado. For Ever salió a comerse la cancha, pero Talleres fue más efectivo ya que en una contra agandó distancias gracias al gol de L. Diaz, segundo en su cuenta personal. El visitante fue muy intenso, por momentos por demás y así lo entendió también el árbitro que luego de una terrible patada de su capitán decidió cortar con el juego brusco mostrándole la tarjeta roja.

Talleres se encontró con dos jugadores más en el campo y la ventaja de tres a cero y no quiso frenar la máquina. De nuevo Tomás Vilaltella llegaba al área rival para tratar de incrementar la diferencia y marcaba un golazo de taco que el juez de línea anuló por una supuesta posición adelantada, pero no terminaría así la historia. A los 22’ de la parte complementaria Mauro Benitez metió otro golazo en el ángulo inferior izquierdo del arquero a la salida de un tiro de esquina.

“Chirola” movió el banco con los ingresos de Mauricio Herrera y Leandro Ferreyra para aportarle aire al ataque, y surtiría efecto ya que 10 minutos más tarde L. Ferreyra replicó el remate de M. Benitez luego de una contra: 5 a 0. Fueron incontables las ocasiones que se fueron muy cerca del arco de la visita, pero los muchachos no bajaban la intensidad e irían por más: a dos minutos del final el árbitro sancionó un penal del que se haría cargo Hernan Lescano reventando el travesaño. Pero como dijimos fue 6 a 0, el tanto final también fue responsabilidad de la ferocidad del equipo que, cortando una salida, dejó frente al arco a Leandro Ferreyra que nuevamente no perdonó.

Una enorme actuación del conjunto que dirigen “Chirola” Bressa y Patricio Lopez, con una clara misión: jugar bien al fútbol. El próximo fin de semana será en condición de visitante ante Asociación Iris y ahí estaremos para hacerle el aguante a este plantel que sabe lo que quiere.